Atención al cliente, tu clave

Publicado el 03-03-2020
  1. Ten un equipo de calidad, trabaja con los mejores. Las personas con las que trabajas deben estar bien capacitados, ser de trato amable y conocer a la perfección la empresa para poder ayudar y asesorar de principio a fin al cliente. Incentiva a tu equipo, mantenlos motivados por siempre seguir aprendiendo sobre la empresa y mejorando el trato por los clientes.

  2. Cuida el tono. Trata de hablar siempre desde una vereda positiva a tu cliente para que se sienta confortado y cómodo al ser tratado por ti y tu equipo, así tendrá una atención más cercana. Déjale claro desde el primer momento que estás dispuesto a atenderlo y a resolver todas las dudas que tenga en el minuto o posterior. Habla de la forma más simple que puedas para que el usuario te entienda y le quede todo claro, además así ahorrarás tiempo y podrás atender a más usuarios. Recuerda que eso también es lo que el cliente está buscando: eficiencia en el servicio.

  3. Sé diligente, recuerda que el cliente recurre a ti para satisfacer una necesidad o resolver un problema, por ejemplo, por lo que la respuesta que le des debe ser oportuna y certera para que el cumpla el objetivo por el cual se acercó. Si la solución se acomoda a lo que él espera, volverá y te recomendará. Debe ser clave para ti conocer muy bien a tu cliente, saber qué está buscando, qué le acomoda y en qué lo puedes ayudar tú. Lleva un registro detallado de toda la información que puedas para así después ofrecerle servicios detallados y personalizados.

  4. Escucha a la gente. Una forma de mejorar es sin duda escuchar y todas en cuenta el feedback que los mismos clientes y tu equipo puedan entregarte. Toma en cuenta sus sugerencias en general, de esa forma podrás ofrecer una mejor experiencia para todos. Si haces esto cada persona se sentirá más cercana, escuchada y con cierto sentido de pertenencia, pues son tomados en cuenta. Aprende de los problemas y que no se vuelvan a repetir para que sea una gran experiencia para todos. Junto con eso la vía de resolución de problemas debe ser rápida y eficaz, por lo que es necesario tener ciertos protocolos.

Para poder saber qué tan satisfechos y conformes están tus clientes y tu equipo con el desempeño del negocio es clave que regularmente realices evaluaciones. Estas pueden ser encuestas anónimas por ejemplo para recoger impresiones generales y poder aplicarlas en el cambio. Utiliza toda herramienta que esté a tu alcance para desarrollar el mejor trabajo posible y poder ofrecer a los clientes una excelente experiencia.


¿Por qué debes crear un ecommerce?

Publicado el 27-08-2020

Formaliza y entra al comercio electrónico

Publicado el 27-08-2020