Cómo mantener tu empresa vigente

Publicado el 05-02-2020
  1. Implementa un plan con objetivos medibles. Todo lo que hagas debes medirlo para saber cuáles son los resultados que vas teniendo y si vas por el camino correcto. Debes fijar tus objetivos teniendo siempre en cuenta optimizar los recursos disponibles. Arma una ruta que te permita crecer, que te permita proyectarte. Ten en consideración que para poder liderar este plan de desarrollo debes contar con una buena administración y las habilidades correctas para poder liderarlo, sólo así se cumplirá correctamente. Considera el presupuesto a invertir, fechas y plazos de ejecución, y no te olvides de mirar cómo tu competencia se está desenvolviendo hoy.

  2. Una correcta gestión financiera, lo principal para que puedas tomar decisiones estratégicas. Sin duda este es uno de los puntos más importantes para que tu plan de objetivos se cumplan y sean sostenibles en el tiempo. Con una correcta información financiera, confiable, precisa y a tiempo podrás tomar decisiones con peso, con el conocimiento necesario para que tengan un sustento y sean un real aporte para tu empresa. Decisiones tales como en qué ahorrar y dónde invertir son posibles con información oportuna. La finanzas de tu empresa es la columna vertebral de tu negocio, por lo que antes de hacer cualquier movimiento debes conocer tus números. Las metas económicas de tu negocio son clave para trazar los objetivos a corto, mediano y largo plazo.

  3. Gestiona correctamente a tu equipo. Saca las fortalezas de cada uno de los que te acompaña para que sea un engranaje de trabajo perfecto. Ya teniendo claros los objetivos que tienes vas a a saber cuáles son las características que necesitas en aquellos que te acompañan, por lo que el proceso de selección debe ser riguroso y siempre velando por los intereses de tu negocio. Así encontrarás el perfil laboral que necesitas. Pero la selección conlleva mantener un ambiente laboral óptimo, y mantener a tu equipo alineado con los intereses que persigues. Debes hacerlos sentir que tienen su lugar, que los entiendes y que les das las herramientas para que se desenvuelvan correctamente. De esa forma harás que estén abanderados contigo, motivados y que su compromiso no decaiga. Haz que tus trabajadores valoren su lugar de trabajo, que se sientan con oportunidades para mejorar si son parte de tu equipo, de adquirir nuevas herramientas y que cuentan con tu apoyo si lo necesitan desde la vereda del empleador.

Tanto la planificación financiera como el contar con un equipo con determinadas características responden en primer lugar a los objetivos que te planteaste en un comienzo. Tú también debes pulirte y explotar tus habilidades para manejar lo mejor posible tu empresa. Recuerda que tu principal objetivo es que no decaigas en el tiempo, que tu empresa tenga cada vez mejores resultados y que te mantengas por muchos años vigente. Porque a pesar de la competencia que puede existir con un buen plan, con objetivos claros y con el apoyo necesario te aseguramos que lo vas a hacer muy bien, y que tienes un gran futuro por delante con tu negocio.


¿Cómo reducir los gastos de mi empresa?

Publicado el 19-05-2020

Finanzas, ¿por qué automatizarla?

Publicado el 11-05-2020